jueves, 17 de octubre de 2013

"Reflexiones en el aula acerca de las TIC"


El pasado martes 15 de octubre de 2013, se realizó en el aula un debate en torno al uso de las TIC en educación infantil. Uno de los puntos que se trataron hacía referencia a las desigualdades que, las nuevas tecnologías, pueden causar en las aulas. Hoy en día hay niños y niñas que, por la buena situación económica de sus padres y madres, tienen ordenadores, tablets, etc., en sus casas y, por el contrario, hay otros que apenas tienen acceso a estos recursos. Esta realidad nos puede conducir a que, en el aula, se den situaciones de desigualdad entre los niños/as que puedan llegar a provocar momentos de rechazo o incluso burlas entre los propios alumnos/as.

Frente a esto, nosotros/as como docentes, tenemos la obligación de minimizar estas desigualdades empezando por aceptar que nos podemos encontrar niños/as que ya tienen un cierto dominio sobre estas herramientas y otros/as que necesitan una ayuda mucho más individualizada por nuestra parte. Por lo tanto, para suplir estas desigualdades debemos empezar por aceptar la diversidad en los ritmos de aprendizaje; ampliando el conocimiento de aquellos que ya tienen un cierto dominio y haciéndoles ver a todos/as los demás que, con nuestra ayuda, también pueden llegar a saber todo lo que ya saben sus compañeros/as.

Otra de las problemáticas que se trataron en el aula, se refería a los centros docentes. Entre ellos también existen diferencias en cuanto a la existencia de recursos TIC. Hay algunos que, al disponer de mayores recursos económicos, pueden brindar a sus alumnos/as una educación mucho más encaminada al mundo de las nuevas tecnologías; mientras que otros, no pueden disponer de estos "lujos". Esta situación, obviamente se refleja en la educación de los niños/as, ya que mientras unos/as siguen con un recurso tradicional como es el libro de texto, otros/as tienen mayor diversidad de metodologías, actividades, recursos, etc. En definitiva, queramos o no y aunque sea muy triste, hasta la educación de nuestros futuros adultos depende del dinero.

Otro aspecto que también se comentó en el debate, hacía referencia al hecho de que la legislación ofrece muy pocas orientaciones para trabajar las TIC en el aula. La sociedad en la que estamos inmersos demanda individuos con altas competencias en las nuevas tecnologías o, por lo menos, con conocimientos básicos a partir de los cuales poder cubrir un puesto laboral. Por ello, la educación debe trabajar con las TIC y preparar a los alumnos/as para la sociedad que les tocará vivir.

Frente a esto, es una contradicción que la propia legislación educativa no ofrezca un número mucho más elevado de orientaciones y metodologías que ayuden, a los/as docentes, a encaminar de una forma mucho más productiva este tipo de aprendizajes.

Por último y entre otras cosas, se comentaron algunas actividades que se podrían realizar en el aula mediante el uso de las TIC. Realmente, con una pizarra digital, una tablet o un ordenador se puede trabajar cualquier tema, desde el conocimiento del propio cuerpo hasta las relaciones con los demás o el reconocimiento de la propia cultura, fiestas, tradiciones, etc. Con estos recursos, se pueden hacer actividades interactivas, buscar fotos, escuchar canciones, ver vídeos... lo que motiva mucho más al alumnado, despertando su curiosidad y motivación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario